Laura tenia el culo bien húmedo después de pasarle la lengua

Cuando voy a cogerme a Laura la nalgona, me encanta comerme su culo, la colocó de perrito, me pongo de rodillas frente a sus nalgas, le chupo todo el culo, pasando mi lengua fuertemente hasta dejarle toda húmeda la panocha. Después de ese sexo oral intenso, su excitación esta volviéndola loca, sus gemidos se convierten en pequeños gritos y busca mi pene de forma desesperada para ser penetrada. Laura siempre queda satisfecha con mi trabajo, por tal motivo no me deja, le encanta la intensidad que le pongo al sexo, por eso nunca falta a ninguna de nuestras citas.

Videos recomendados