Le cumplí su deseo y le metí mi miembro hasta la garganta

Yesica una vieja amiga de la universidad, siempre estuvo enamorada de mi, pero nunca me lo confeso y por tal motivo nunca le di lo que tanto deseaba, hasta el día de ayer que le cumplí su fantasía. Le metí mi miembro, hasta lo más profundo de su garganta, me dio una mamada de verga hasta venirme, le tire toda la leche en su boquita, hasta verla tragarse cada mililitro de mi semen. Esa sensación fue algo muy especial, primero porque me encanta que me la chupen y por otro lado, darle a una mujer lo que tanto desea, es una sensación increíble.

Videos recomendados