Le duele que la penetren y me pide que acabe

Le duele que la penetren y me pide que acabe en ella. Pero aunque me pedía que acelerara y no me detuviera, lo cierto es que soy de carrera larga. O sea, que me tardo mucho en eyacular. Así que ni modo, tuvo que seguir soportando mis embates de macho bravío. Y es que desde siempre me he portado como un buen corneador. O sea como el hombre que sabe cómo tratar a una hembra y darle todo el placer que pida. Porque, siendo honestos, el sexo con esta nena es fantástico. Me encanta que se ponga así de loca e intensa cuando cogemos.

Videos recomendados