Le enseñé a Emilia cómo mamar verga y a coger también

Yo le enseñé a Emilia cómo mamar verga y a coger también, aunque está mal pues es mi sobrina. Pero definitivamente no quise negarme pues a niña me excita muchísimo. Con ese aire de niña primeriza y sus ojos claros como de gata, bueno… Era imposible no cogérsela. Además por más que intenté alejarla de mí, ella siempre volvía una y otra vez. Así que una tarde de estas lluviosas que tanto abundan pues le di lo que andaba queriendo. Y creo que le gustó pues desde el primer beso empezó a gemir como puta en celo. Claro que para mí eso fue música para mis oídos y desde entonces le doy una excelente cogida a la perrita.

Videos recomendados