Le estoy empujando mi gruesa verga a la sabrosa de mi vecina.

Nunca me imagine que la sabrosa de mi vecina estuviera mal atendida en la cama, estando tan buena yo me imaginaba que su marido le daba verga todos los dias pero nada, al parecer el esposo ya se aburrió de su culo. Pues al notar esa carencia que tenia mi vecina con mucho cariño me fui ofreciendo y la puta no tardo mucho en aceptarme después de unos dias de coquetear ya me la estaba cogiendo en su cuarto, le empuje toda mi gruesa verga para que no me olvide.

Videos recomendados