Le frote mi miembro de arriba hacia abajo por toda su vagina

Cuando le toque sus calzones estaban bien mojados, se encontraba completamente excitada, no había manera que lo ocultara. Al sentirla tan caliente, me acerque con mi verga bien dura a su vagina, empece a frotarle mi glande, de arriba hacia abajo, por toda su húmeda panocha. Esos roces la llevaron a murmurarme, que le meta la verga, lo decía entre gemidos acercándose a mi oreja. Se encontraba apunto de explotar en un orgasmo, únicamente necesitaba sentir mi enorme pene, entrar y salir para llegar al punto de éxtasis. En ese momento me la empece a coger, con todas mis fuerzas, para llevarla a ese punto.

Videos recomendados