Le mamé la vagina para lubricarla y luego encularla rico

Le mamé la vagina para lubricarla y luego encularla rico que sintiera que su orgasmo era interminable. Eso y que mi verga no dejara de taladrarla y revivir en ella, una y otra vez lo que soy capaz de hacer. Obvio, esto es una parte de ese sabroso juego que desarrollamos en la cama. O a poco creen ustedes que aquí se acabó todo. Pues no, en realidad, poco a poco se vuelve más intenso, hasta tenerla abierta de piernas y pidiendo que no me detenga. A poco no hay música más linda que esta. A mí me parece que no.

Videos recomendados