Le metía la verga y sentía como se ensanchaba su rica vagina.

Esta madura me entrego el tesorito que según solo su esposo podía tener, al conocer a esta morena sabia que terminaría bien clavada en mi verga solo era cuestión de tiempo. Me la coji en su casa después de que me aceptara ir a comer, cuando la fui a dejar la madura me invito a pasar en ese momento fue como escuchar “entra a mi casa y méteme la verga” y así terminamos desnudos y cogiendo furtivamente en la cama donde se acuesta con su marido.

Videos recomendados