Le miente a su marido que trabaja como masajista pero es puta

Cada matrimonio es un mundo, uno con realidad paralela. Pues, mientras el marido confiado cree que su mujer ha comenzado ganarse la vida como masajista de su vecino, la realidad es otra. Ella nunca estudió para hacer masajes, solo se gastaba el dinero en telos con su amante, quien no es otro que su vecino. El mismo vivo que ahora finje ser su cliente. Se la coge en el propio living, mientras su marido no esta. La muy puta no para de gozar con cada penetrada que recibe.

Esta acosyumbradísima a ser la putita de su vecino, a engañar al confiado de su marido con total impunidad. Por suerte, siempre existe la desconfianza. Una cámara registró todo…

Videos recomendados