Le separe sus piernas suavemente para meterme en su vagina

Estábamos más que calientes, ambos nos moríamos de ganas de estar juntos y coger en exceso. La mentalmente los dos teníamos pareja, pero el destino ahora nos encuentro, completamente solteros y listos para dejarnos llevar por la pasión. Nos acostamos completamente desnudos en la cama, me acerque despacio acariciándola, separe sus piernas suavemente, besando toda su caliente panocha. Al sentirla bien húmeda, le metí mi miembro erecto y se la empuje hasta el fondo. En ese preciso momento, solo quería estar adentro de ella, agarrándola con fuerza para metérsela más y mas. Ese momento de metérsela en verdad fue única.

Videos recomendados