Le subi el vestido por la espalda y se la meti por el culo

Me excita de una forma inimaginable, con solo verla me deja la verga bien dura, llegando a casa me la encontré en la cochera, apenas me vio me hablo, obviamente me acerque, platicamos unos minutos, pero empezamos a rozarnos, cuando nos dimos cuenta estábamos besándonos. La puse frente a mi para que sintiera mi verga, empezó a restregar sus nalgas sobre mi paquete, al mismo tiempo no dejaba de acariciar sus deliciosos senos, unos senos grandes, redondos, firmes y de pezon rosado. Me la coji afuera de la casa bien rico, levante su vestido azul sobre su espalda, para meterle la verga bien duro.

Videos recomendados