Lili no va a poder sentarse luego de la cogida que le di en su culito

Lili no va a poder sentarse luego de la cogida que le di en su culito, pero ella tiene la culpa por decir que eso le gustaba. Aunque no fuera verdad, vaya que le ha gustado recibirme una y otra vez.. Sus gemidos eran lo que más se escuchaba junto con el sonido de la cama, esa misma que nos ha visto tener sexo innumerables veces. Es más, seguro que en el lugar al que vamos, un motel, ya hasta saben nuestros gustos extraños. Bueno, quizás no lo sean tanto, pero de que somos un par de calientes, vaya que lo somos.

Videos recomendados