Lilia es mi novia, mi amante y mi puta cada que se lo pido

Lilia y yo tenemos poco de conocernos, pero desde que salimos juntos hicimos click… y eso se nota en todas las locuras que hacemos. De hecho es raro que nos vean solos; siempre vamos tomados de la mano “A donde sea”. Y cuando digo “A donde sea”, me refiero a ese hotel de mala muerte, que ha sido como una segunda casa para ambos. Ahí hemos descubierto que somos tan compatibles que las paredes no impiden que nuestro placer sea público. De hecho, la primera vez que fuimos allá, el personal entró a curiosear porque creyó que la estaba matando. Gritona como es, siempre llama la atención verla tan flaca, pero con una cara de vicio que te pone la verga como roca. Y si ven el video, seguro me darán la razón.

Videos recomendados