Lina quiere un ascenso y mejores prestaciones aunque sea por coger

Lina es una empleada terrible, siempre llega tarde, es grosera con sus compañeros y el público en general. No hay alguien en la tienda que no se haya quejado de ella, pero aún con todo eso, sigue siendo tomada en cuentas para puestos importantes. La razón de tan buena suerte, es más que obvia, su talento está en la cama. Sólo mírenla cómo se mueve al ritmo que le marca el puto gerente… que soy yo.. Esta perra no es buena, pero sí que sabe dejarme como un puto muerto cada que se baja de mi verga. En serio que me encanta.

Videos recomendados