Los gemidos de Susana aumentaban con mis penetradas.

Susana es una deliciosa amiga, ese tipo de amigas a las que les encanta coger. Es una mujer aficionada al ejercicio, con un cuerpo bien trabajado, unas piernas torneadas y lo principal un culo perfecto. Al momento de coger me encanta inclinarla sobre la cama, observar su ricas nalgas, para después pegarle unas buenas nalgadas, eso la empieza a calentar, para recibir la primera clavada, en ese momento su vagina se encuentra bien lubricada, mi verga se le resbala con gran facilidad, provocando que sus palpitaciones se aceleren, sus gemidos aumenten de intensidad, llevándola a sentir un placer infinito.

Videos recomendados