Mari se come mi verga en un motel de Yucatán

Mari se come mi verga en un motel de Yucatán que encontramos mientras estábamos de visita en la ciudad. Llevarla allá no fue difícil porque ella realmente lo deseaba, y eso me tenía sumamente excitado. Pero, lo que se vino antes de poder lograr que se quitara la ropa, ese fue otro boleto. En serio que me costó mucho porque estaba un poco asustada, pero luego de ese momento, todo fue diversión. La forma tímida y a la vez entusiasta con que tomó mi verga y se la puso en la boca fue deliciosa. Y qué decir de esos primeros gestos de placer cuando sintió mi verga dentro de ella.

Videos recomendados