Me coji a una jovencita rubia y con un rostro perfecta

Soñaba con tener en mi cama a una jovencita así de hermosa y mi sueño se cumplió al conocer a esta jovencita. Realmente parecía una muñeca de carne y hueso, solo para mi. En lo primero que me fije es su rostro perfecto, es algo verdaderamente hermoso. Su cabello largo y rubio, una boquita con unos labios delgados y sexys, me volvieron loco desde que la mire. Ademas de todo la muñeca tenia unos pechos enormes, una cintura de avispa y los mas importante unas nalgas bien paradas. Después de un largo tiempo contemplando su belleza, nos pusimos a coger, al principio fue algo con delicadeza, después aumente la intensidad porque la muñeca se calentó bien rico.

Videos recomendados