Me despertó con una mamada de verga y no paramos de coger

Todas las tardes cuando llego a casa me duermo un rato en el sofá, es un habito que tengo desde que vivo con mi esposa. Normalmente me despierta con algún grito, pero el día de ayer fue muy especial, se sentó en el sofá suavemente, empezó a quitarme el pantalón y me despertó con una mamada de verga. Me puso muy caliente, que después de un rato de recibir esa rica chupada, hicimos en 69, donde hundí mi boca y nariz en toda su vagina, quedando impregnado de su olor exquisito. Estábamos tan cachondos que clavamos bien duro toda la tarde en el sofá.

Videos recomendados