Me gusta cuando te vistes sexy y me dejas cogerte dulcemente

Ya sé soy un poeta que se coge a su mujer y eso me encanta porque puedo hacer y deshacer lo que quiera a mi antojo mientras ella me llena. Por si fuera poco, la nena siempre tiene ganas de mí, de mi verga y de lo que eso implica. Es decir, en palabras llanas: sentir miles de orgasmos. Bueno, es una exageración… pero sí debo decirles que nadie podría ponerla en cuatro y darle un bombeo tan impresionante como yo. Porque sí algo he aprendido es cómo complacerla y hacer que se derrita con cada uno de mis besos.

Videos recomendados