Me gusta que me diga papito cógeme más fuerte mi amor

Laila es super cachonda, en cuanto empezamos a besarnos ya quiere que vayamos al cuarto. Muchas veces me pongo super caliente con sus besos, pero procuro controlarme, porque sé que pronto me la voy a coger. Claro que eso a ella le importa un carajo, pues sabe que si no le cumplo, cualquier otro va a hacerlo. Y eso me encabrona, me prende y acabo por meterle mano sin importar en donde estemos, total. Cabe aclarar que aunque nos miran y una que otra vez nos han pedido que nos controlemos, simplemente no podemos. Somos un par de cachondos incontrolables.

Videos recomendados