Me pongo bien cachondo cuando me cojo a la gorda de mi cuñada.

Ponerle sus buenas clavadas a la gorda de mi cuñada es algo delicioso, la gorda desde que me vio la primera vez vi como observaba mi paquete, la mujer se excitaba viendo mi entre pierna e imaginándose mi enorme verga, no paso mucho tiempo para que me la terminara cogiendo y ahora su enorme cuerpo es mi refugio para ir a sacar toda la energía que tengo acumulada y cuando mi mujer no quiere coger su hermana me recibe encantada de la vida.

Videos recomendados