Mi amor, se me antoja mamarte la verga… me dejas

Mi amor, se me antoja mamarte la verga… me dejas darme gusto un ratito. Ándale, ya sabes que me encanta hacértelo, que eso me vuelve loca. No seas así, no importa cómo la traigas, sólo déjate que yo me dé gusto. La siguiente vez que me pidas algo, voy a pensarlo. Pero si accedes ahorita, y me dices si te gusta, te prometo que sabré recompensarte… Entonces, qué dices, lo hacemos o no. Éso sí, no te vayas a echar para atrás, y luego digas que no. Ya ves, sólo tenías que relajarte, mira qué rico te lo hago, y estoy segura que vas a querer más…

Videos recomendados