Mi comadre la gorda andaba muy peda y cachonda y pues me la cogí

Ya que Mi comadre la gorda andaba muy peda y cachonda y pues me la cogí, decidí que eso no podía quedar como algo de un momento. Así que me armé de valor y le pedí vernos otra vez. Pensé, al principio, que me iba a mentar la madre, o sea ofenderme, pero no. Al contrario, me dijo que ya estaba deseando vernos. Que si yo me hubiera tardado más en contactarla, ella me hubiera buscado para tener un rato de placer. Según sus palabras, soy el tipo que más placer le ha dado, esa es mi virtud, mi gracia.

Videos recomendados