Mi corazón latía rápidamente al estarme cogiendo a esta culo.

Laura se llama esta riquísima nena que tengo de perrito en mi cama y desde la primera vez que la vi quede enamorado, ese cuerpo con curvas exquisitas, unas nalgas redondas, piernas torneadas y lo mas rico unos pezones rosados, para mi era la mujer perfecta y lo confirme cuando por fin acepto salir conmigo, la chispa entre nosotros fue inmediata desde que platicamos la primera vez pero cada vez que cogemos mi corazón late aceleradamente de la emoción que me provoca tenerla.

Videos recomendados