Mi cuñada gemía muy suave y rico mientras le daba de perrito.

No fue difícil cogerme a la hermana de mi novia y mas cuando a la nena le encanta la verga, la verdad ella tuvo la iniciativa y se merece el crédito por estar aquí en la cama cogiendo bien rico. Fue mientras estábamos en casa de mis suegros que ella empezó a rozarme de una forma muy cariñosa bajo la mesa y empezamos a cruzar miradas con eso fue suficiente para aventarme a tomarla por la espalda y restregarle mi verga por sus lindas nalgas. Así comenzó esta historia de sexo con mi cuñada.

Videos recomendados