Mi cuñada nunca se pierde la oportunidad de tomarse su lechita directamente de mi verga.

Quedarme a solas con la madura de mi cuñada es pasármela poca madre, ayer por el cumple de mi esposa invitamos a la familia a cenar a la casa y en estas reuniones mi cuñada nunca se pierde la oportunidad de tomarse su lechita directamente de mi verga, a la madura le encanta ordeñar mis huevos hasta dejarme las bolas bien secas. Las esposas infieles son las mejores para tenerlas de amantes como son mujeres que se sienten abandonadas apenas tienen una buena verga frente a sus ojos esa panocha ya la tiene bien mojadita y pidiendo a gritos que se la metas hasta lo mas profundo. Ayer como no había mucho tiempo porque estaba apunto de llegar la familia la putita sólo me estuvo chupando la reata, se la meti hasta la garganta a la madura.

Videos recomendados