Le atravesé la vulva de forma obscena a mi esposa de perrito.

Le acaricie la espalda a mi esposa y la incline hasta dejarla en posición de perrito dejando mi mano en su cuello para controlarla mientras sacaba mi verga, una vez que estaba listo con la reata afuera observe ese culo y me puso la erección mas potente y venosa. Estaba en ese momento crucial donde necesitaba rozar mi verga con su vulva húmeda y sentir con atravieso todos sus pliegues de forma obscena hasta llenarla de placer.

Videos recomendados