Mi esposa tiene un nuevo vicio, le gusta coger en la cocina.

Aveces me sorprende lo caliente que es mi esposa pero me encanta, desde hace unos dias le dio por coger en la cocina, le encanta que todo el sexo inicie ahí y la verdad me gusta. Unas caricias en culo, unos besos y de repente la coloco de perrito, levanto su falda y con mucha delicadeza le bajo los calzones descubriendo una vagina ardiente y necesitada de sexo en ese momento no me aguanto las ganas y me la cojo con fuerza hasta terminar en la cama.

Videos recomendados