Mi pene le entro despacio pero hasta lo mas profundo.

Me confeso que nunca nadie había llegado tan profundo, hasta que le metí mi verga. La flaca estaba asustada pero mas que nada emocionada, de la profundidad de su vagina, ella creía que no le entraría todo mi pene porque según para ella esta muy grande, sin embargo se la fui metiendo despacio, hasta el fondo. Una vez que le entro todo, empece a entrar y salir con mas velocidad, sus gemidos y latidos aumentaron de intensidad, provocando en mi una excitación increíble. No quería sacarle mi verga de su fino cuerpo, estaba cegado por su belleza que únicamente pensaba en poseerla.

Videos recomendados