Mi prima se aferro a mi solida verga hasta fusionarse con ella.

Empece a disfrutar del cuerpo delgado y fino de mi prima con caricias y besos mientras la iba despojando de su ropa, ella entre pequeños gemidos empezó a frotar su vagina húmeda contra mi verga en pleno crecimiento, ella al sentir el bulto que hacia mi verga parada me pidió que la sacara y en ese momento se aferro a mi verga y no dudo ni un segundo en metérsela en su panocha caliente, mi prima ya no quiso sacársela hasta llegar al orgasmo.

Videos recomendados