Mi sobrina ya creció y se puso buenísima la perra

Ahora que regresé a visitar a mi hermano me encontré con la sorpresa de que mi sobrinita Mariana ya creció. Sí, ya es una preciosa chica de 18 años que, como todas las chicas de su edad, están buenísimas. Desde luego, como sabe lo que tiene se ha vuelto bastante sangrona la perra, pero yo sé cómo tratar a chicas como ella. De hecho la mejor manera de lidiar con este tipo de niñas caprichosas es tratarla con firmeza. Y pues dio resultado porque conmigo anda como debe ser; tanto que incluso una tarde me dio tiempo de seducirla y llevármela a la cama. Tratarla como la puta que es me dio un gusto como hace mucho no me daba uno. 

Videos recomendados