Mi vecina andaba cachonda; le di posada y me la cogí

Llegué ya
tarde a la casa como cualquier fin de semana que me lanzo de antro con mis
amigos de la universidad, y como ya me sentía algo mareado enfilé derecho
a mi departamento. Cuando llegué, vi que
había alguien sentado en las escaleras; así que me fui caminando lento para ver si veía
quién era. Cuando reconocí a mi vecina me sentí más confiado pero a la vez
inseguro pues ya era bastante tarde para que estuviera ahí ella sola. Total que
me le acerqué y le pregunté sí estaba bien. Cuando me dijo que sólo había
salido a tomar aire, noté que igual que yo andaba ya algo tomada… Y lo demás se dio, de forma tan deliciosa.

Videos recomendados