Mi verga dura y erguida chocaba con firmeza contra sus nalgas.

Fueron unos choques contra sus nalgas increíbles. Solo hay una forma como me gusta coger con mi gorda y es ponerla de perrito. Su increíble culo me proporciona un placer infinito y mientras se la voy metiendo suave sus jadeos se hacen mucho mas fuertes llegando a convertirse en gritos los cuales le van quitando el aliento hasta dejarla sin fuerzas, de esa manera es como los orgasmos son completamente seguros en nuestra relación.

Videos recomendados