Mi vida, como me gusta ponerte en cuatro y meterte la verga

Ya ves como sí eres bien puta, nomás que te freseas, pinche perrita, y eso que te negabas a que nos grabáramos cogiendo. Pero, ya ves, me las ingenié para que no te dieras cuenta de que todo lo que hacíamos se estaba inmortalizando en un video. A poco no es muy excitante que cientos, no millones nos miren encuerados. Creo que ahora mismo, cientos de culeros se la han de estar jalando, deseando que tú estuviera a su alcance y así poder hacer de ti lo que ellos quisieran. Pero no, por suerte, ella ya es mi mujer y prefiere mi vergota.

Videos recomendados