Monica estuvo cabalgando al orgasmo toda la tarde sin descanso.

Estábamos en mi cuarto bastante tranquilos cuando de la nada Monica empezó a sobarme la verga por encima del pantalón, mientras disfrutaba de la sobada le advertí que si me ponía caliente me la terminaría cogiendo pues ni termine de decirlo y ella ya estaba bien montada sobre mi verga rogándome que se la meta, de esa manera nuestra simple amistad paso al siguiente nivel la de amigos con beneficios y el primer beneficio fue cabalgar sobre mi reata hasta el orgasmo.

Videos recomendados