Muy santita en la escuela, pero bien que le gusta andar puteando

Aunque dice que su vida personal es cosa delicada, la muy perra no pierde oportunidad de andar enseñando las nalgas. Y por mí está perfecto, digo, sino fuera porque es mi hermana, hasta yo la animaría a coger conmigo. Pero en fin, lo que más me pone de malas es que aunque no se la hayan cogido aún (según dice es virgen) todos la han visto desnuda. Eso, desde luego, es mil veces peor, porque se creen con derecho a opinar de su cuerpo. Como si tuvieran una relación con ella o algo así. Lo que digo es que todos son una bola de enfermos.

Videos recomendados