Nada como darle una buena culeada a la prima consentida

Nada como darle una buena culeada a la prima consentida de mi mujer. La misma prima que desde hace un tiempo ha estado muy al pendiente de mí. Ya saben, un interés diferente al que se tiene por una persona de tu familia. Así que, ya se imaginará mi sorpresa cuando me contactó para ayudarle con unas reparaciones en su casa. Según ella, era muy importante que le ayudara, pues entre que no tenía dinero… y que estaba sola, púes, era su única opción. Esto desde luego me pareció raro, pero lo hice con gusto, digo, ayudarla. Pero, cuando llegué a su casa las cosas cambiaron rápidamente.

Videos recomendados