Nada tan excitante como cogerte a tu novia en el salón

Para los que dicen que coger es algo sin chiste les recuerdo que existe algo que se llama creatividad y adrenalina. Y eso sólo se consigue cuando te animas a llevar tu cachondez a límites que rallan en lo animal… y total descontrol. Por eso, digo, ya que era viernes y la mayoría de mis amigos se habían largado, pues aproveché la oportunidad para cogerme a mi novia así como mirando al horizonte. Y bueno, ella ni se diga, estaba totalmente encantada con la emoción y los enormes riesgos. Por eso apenas oía un ruido se sobresaltaba, pero nada que me decía que me saliera, al contrario se aferraba a mí con más ganas.

Videos recomendados