No importa que sea mi prima si afloja las nalgas bien rico

Dicen que lo prohibido es lo más rico, y saben qué, es cierto. Lo acabo de comprobar. Mi prima es desde hace mucho tiempo mi más oscuro deseo, pero siempre me había contenido. Es obvio que lo hacía porque así lo dice la sociedad, y todas esas cosas que te inculcan. Pero, siempre ganan las ganas, y apenas hubo un momento de debilidad, y pues aproveché para hacer lo que tenía ganas. Primero, robarle un beso, y como no dijo nada, pues una caricia, tierna, pero atrevida. Como siguió sin decir nada, avancé, y pues, fue delicioso darle todo lo que traía dentro.

Videos recomendados