No le gusta el sexo anal pero se dejó culear

No le gusta el sexo anal pero se dejó culear; creo que el éxito de esta artimaña para que aflojara es que la lubriqué mucho. Me tomé mi tiempo para cachondearla, para que se sintiera excitada y no pensara en lo que venía. Obvio que al principio se quejó y decía que le dolía, que fuera cuidadoso, y lo hice. Ya luego que se acostumbró a tener mi verga en su panocha, pues, le di una deliciosa culeada. Creo que se le va a hacer costumbre que la penetre así porque para ser la primera vez lo disfrutó mucho. Y se nota.

Videos recomendados