No me grabes papi mejor cógeme ya y no pares

No me grabes papi mejor cógeme ya y no pares. Me lo dijo suplicante mientras yo me esmeraba en no perder el ángulo. Ese que me dejara mostrar la belleza de su cuerpo. Aquel que me permitiera dejar latente el hecho de la excitación que provoca en mí. Sentir su piel desnuda, su sexo al natural es de otro mundo. Es tocar el cielo con las manos antes de caer en picada. Ella me estremece con sus besos, sus caricias. Todo en ella es delicioso. Sus tetas, sus caderas, las líneas perfectas de su figura. Es imposible no desearla, y menos aún querer conservar un poco de ese mágico momento.

Videos recomendados