No me importó que sea mi comadre igual la culié

No me importó que sea mi comadre igual la culié y bien sabroso a la putita insatisfecha. Si vieran los gemidos tan fuertes que daba al recibirme entenderían porque digo que no le cumplen. En serio, muchachos, cójanse a sus mujeres u otro, así como yo, lo harán por ustedes. Y aunque a veces se arrepiente de ser infiel, luego, se repone y sigue pidiendo verga en
ese espacioso y húmedo agujero que tiene entre las piernas. Su sexo que ya he inundado de semen muchas veces. A veces se me pasa la mano y la dejo algo adolorida de tanto que la penetro. No es normal, pero en serio me encanta cogerme a esta putita ya tan mía.

Videos recomendados