No paro de meterle la verga a mi cuñada desde que bajo de peso y quedo bien buena.

Mi cuñada se puso a dieta desde hace uno meses y después de tanta dedicación la neta valió la pena porque la putita se ve bien buena. Observando bien a mi cuñada con su nueva figura la verdad no podía quedarme sin probar esas carnes así que le recordé que hace un tiempo ella quería pichón y la putita en vez de rechazarme enseguida nos fuimos a la recamara a coger, a la putita le acomode una cojida bien sabrosa y desde ese momento ya es mi amante oficial y lo mejor de todo es que puede estar en mi casa y nadie sospecha que le ando dando bien duro por todos sus huecos. La verdad únicamente me la estoy cogiendo porque bajo de peso y quedo bien sabrosa, la neta mi cuñada se merece estas cojidas por su esfuerzo.

Videos recomendados