Papito dame toda tu lechita en la cara mi vida…

Así, Papito dame toda tu lechita en la cara mi vida, quiero que me dejes probar a qué sabe tu semen. Ándale no te tardes mi cielo, ya dámela, damela toda, mi vida… Y sí, que le dí toda mi leche en su carita a mi chica, porque con esa carita tan linda e inocente, vaya que me he corrido como un bendito. Y no es para menos, sí la niña es una tremenda guarra. En cuanto le he dejado que me la chupe ya no me ha soltado la verga. Parecía que le acababan de regalar una chupete, y como tal se lo acabó solita… Vaya bendición.

Videos recomendados