Para reanimar mi vida sexual la cámara fue nuestro complice.

La vida sexual con mi mujer después de unos años de vivir juntos se estaba convirtiendo en algo muy aburrido, únicamente lo hacíamos por hacer, como si fuera una obligación como pareja pero en ese acto ya no había pasión. Así que empezamos hacer cosas nuevas, experimentar con juguetes y juegos para reanimar el deseo y lo que mejor nos funciono fue grabarnos, la cámara fue nuestro complice en este reencuentro carnal entre mi esposa y yo.

Videos recomendados