Por más que quiero dejar de ser infiel no puedo

Por más que quiero dejar de ser infiel no puedo. Con una hembra como ella es imposible negarse a cualquier cosa. Desde que empezamos a salir no he podido dejar de meterle mano… esta nena realmente me provoca y me deja super excitado. De verdad que no sé qué hacer, amo a mi mujer, pero ella es mi perdición. Su cuerpo, sus labios, la profundidad de su mirada. Todo lo que ella tiene me fascina, cuando no estoy con ella, la deseo. Siento que el cuerpo me duele, y la verga igual. Requiero escucharla gemir y que me diga que no me detenga. Que quiere que la haga mía una vez más.

Videos recomendados