Por una lana me termine cogiendo a la camarista del hotel

Estuve de viaje por una semana y estar tantos dias sin coger me tenia muy perturbado. Así que aplique una estrategia arriesgada, seduje a la señora del aseo de las habitaciones del hotel, era una madura simpática y no estaba muy gorda, así que me anime a decirle. Al principio se negó, pero después de ofrecerle una buena gratificación económica todo cambio, finalmente la señora acepto mi propuesta, cerramos la puerta y nos desnudamos. La madura se entrego en cuerpo y alma a satisfacer mis ganas de coger, las cuales eran demasiadas pero logro sacarme la leche de forma espectacular.

Videos recomendados