Preciosa demostradora de Waltmart coge con su supervisor en un motel

Nada como ligarse a una empleada y llevarla al delirio y la seducción del deseo, y todo para hacerla pagar una apuesta de futbol. Pues resulta que en el after luego de unos tragos con todos los compañeros del trabajo, se nos ocurrió seguir la fiesta en otra parte. Y poco a poco nos fuimos quedando solos, al punto de seguir la plática en una banca. Ya ahí dijimos muchas cosas, cada una más estúpida que la otra. Bueno, creo que  nos la pasamos tan bien que decidimos ir más allá… y lo demás es historia, algo simplemente delirante y espectacular.

Videos recomendados