Preciosa psicóloga le mama la verga a su amigo de toda la vida

Si vieran
la cara de gatita que pone cada que está conmigo entenderían porque me tiene
realmente a sus pies esta mujer. Es la mezcla perfecta de sensualidad y ternura
que pone a cualquier hombre de rodillas. Pero no para humillarlo, sino para
hacerla gemir de placer, pues gusta que se le coloquen entre las piernas y le
coman el sexo con avidez y sin premuras. Por supuesto que de eso siempre pido
mi limosna, pues soy un hombre extremadamente complaciente con mis parejas
sexuales siempre. Ella no es la excepción a la regla, véanla como se torna de
un momento a otro de una chiquilla en una mujer que requiere todas las
atenciones. 

Videos recomendados