Provoque que se le erizara toda la piel al meterle mi pene

La abrace fuertemente contra mi cuerpo, para que sintiera mi pene, logre notar en su cara una sensación de excitación, era como un calor que le recorría por todo su cuerpo. Presionaba con fuerza mi pene sobre su vientre, pude observar que eso le gustaba, después de esos roces, se inclino buscando mi pene, en ese momento lo saque de mi pantalón, para que ella lo bese con pasión. Pero la mejor parte fue cuando se la metí, la coloque de perrito en el sofá, ella paro su nalgas bien rico, al momento de clavársela, sentí como se erizaba toda su piel, ahí fue cuando entendí que estaba disfrutando al máximo.

Videos recomendados